Malformación Vascular

Malformación Vascular

Los hemangiomas y malformaciones vasculares (manchas de vino Oporto o PWS ) son los tumores de más frecuente aparición en los niños, sobre todo de raza blanca. Se calcula que lo presentan entre el 10% y 12% de los nacidos.

Los hemangiomas  no suelen apreciarse al  nacer sino que se desarrollan, crecen y proliferan durante los primeros años de vida del niño para ir involucionando hasta desaparecer.  Este crecimiento se debe a la multiplicación de las células endoteliales (las que crean los vasos sanguíneos). Sin embargo ,esta desaparición no es inocua, sino que en contra de lo  que  aún  creen  muchos  médicos, el hemangioma deja  secuelas cicatriciales  en  la  cara  de  los  niños  afectados, que requieren en muchos casos cirugía plástica reconstructiva compleja para aliviar las secuelas físicas y psicológicas que presentan estos pacientes.

Las malformaciones vasculares (manchas de vino Oporto ), por otra parte, están siempre presentes  en el  nacimiento,  nunca proliferan  y  nunca  involucionan (no  desaparecen)  sino que van creciendo progresivamente con el paso del tiempo por la hipertrofia o aumento del tamaño de las células endoteliales que forman los vasos sanguíneos.  Por  poner  un  ejemplo  más  entendible, crecen como crecen las fibras musculares cuando nos entrenamos para tener más musculatura  (no tenemos más fibras, sino que las que tenemos las desarrollamos más)

 

IMPLICACIONES PSICOPATOLÓGICAS

Malformación en niños
 

La desfiguración facial puede causar problemas psicológicos graves en los niños y en sus familiares. Por esta razón es tan importante el tratamiento temprano durante las primeras etapas de las vidas de los niños  evitando  así  el  impacto psicológico  de  la  enfermedad  en  el pequeño y facilitando el desarrollo normal del yo emergente del niño.

 

DIAGNÓSTICO

Historia clínica
 

La  historia  clínica  y  la  exploración  física  son  fundamentales  y muchas veces suficientes para establecer un diagnóstico. No obstante son necesarias otras pruebas complementarias  para establecer la extensión de la enfermedad. Un estudio oftalmológico completo y una RNM  son  obligatorios, y a veces también son necesarios un ecodoppler color y una arteriografía selectiva.

 

TRATAMIENTO

Malformación en niños
 

En el Instituto Láser Díaz Yanes estamos tratando esta patología con el laser de colorante pulsado (Pump Dye Laser) con resultados  muy  satisfactorios.  El laser emite pulsos de una determinada longitud de onda que es absorbida selectivamente por el pigmento rojo de la sangre. Esta energía así absorbida, se transforma en  calor  destruyendo  los  vasos  sanguíneos  y  eliminando progresivamente el hemangioma  o  la  malformación  vascular  que estemos tratando. Son necesarias varias sesiones de tratamiento con intervalos de 2-3 meses para conseguir los resultados adecuados y generalmente es necesaria algún tipo de sedación por tratarse de niños muy pequeños. El tratamiento se realiza desde una perspectiva multidisciplinar y en ocasiones es necesario recurrir también a tratamientos farmacológicos (esteroides,  interferón) laseres menos selectivos pero  de  mas  penetración  (NdYag), embolizaciones  en  casos  de malformaciones arteriovenosas y en algunos casos a la cirugía para corregir las cicatrices de los hemangiomas.

 

 

DÓNDE ESTAMOS

Málaga Centro

C/ Císter, 11 (1ª planta – derecha) 29015 · Málaga.

 


CONTÁCTANOS

Teléfonos

+34 952 609 426
+34 952 609 888

Síguenos